Poleras de verano

Dentro del armario veraniego, existen prendas imprescindibles que no pueden faltar en las perchas de todo vestuario masculino. Como las poleras de verano. Un tipo de camisa masculina o más bien, una combinación de la camisa normal y el clásico polo. Ésa es la polera. Su rasgo diferenciador se sitúa en la botonadura. La polera elimina los botones inferiores de la camisa, dejando solo tres o cuatro en su parte superior.

poleras de verano

La polera es en realidad un diseño muy antiguo de la camisa. Hacia el año 1871, el fabricante de camisas Brown, Davis & Co patentó este tipo de camisas. Posteriormente, su origen se encuadra dentro de un marco vacacional y a su vez, dentro de dos vertientes geográficas. Ciertas fuentes apuntan a un origen americano de la popover shirt –así es como también se conoce a la polera- con Gant y su camisa de sport instaurada en los sesenta. Y por otro lado, un marco italiano con Giovanni Agnelli luciéndola durante sus vacaciones de verano en la Costa de Amalfi. Esta instantánea ha hecho de la polera un clásico en la historia de la moda masculina.

No cabe duda que es la camisa sport para el verano. Suele ir confeccionada con tejidos finos en algodón o lino. Y de cara a septiembre, ante la llegada del otoño, también en tejido oxford y en viyela.

La clásica polera presume de su atemporalidad y gracias a ello ha perdurado a toda clase de modas. Su gama de colores empieza en el blanco o azul y puede derivar en un estampado de rayas o en colores algo más oscuros. Además, muchas de ellas tienen la particularidad del “falso cuello” o cuello mao. El típico cuello mandarín usado en los trajes de la época Imperial China que aporta a la polera un matiz diferenciador. O incluso no llevar cuello.

poleras de verano

Las poleras de verano se reservan para las épocas más calurosas e informales. Eventos náuticos de día o de playa –con la opción de vestirla remangada- y eventos para la noche. Es perfecta para llevarla por fuera del pantalón, de unas bermudas o incluso, del bañador. Y para conseguir un look más formal, la mejor opción es llevarla por dentro de un vaquero o un chino clásico al caer la noche.

La clásica polera es un must del fondo de armario masculino de verano y en Camisería Burgos las elaboramos a medida a mano y también a máquina en la línea Silver Collection para lograr siempre prendas únicas.

NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín digital para conocer nuestras ofertas y noticias

Trackbacks and pingbacks

No trackback or pingback available for this article.

Leave a reply